Con el año nuevo 2016, empiezan la cascada de nuevos aumentos y alzas en los precios de los productos y de los servicios. Con el pírrico aumento del salario mínimo que se hizo del 7% se aplica también a todo lo demás, por ejemplo: la administración de los condominios, el 7%;  el SOAT, 7%;  los arrendamientos, 7% y lo que nos faltaba, los impuestos prediales los van a subir el 7%, quiere decir que todos estos aumentos se vuelven contraproducentes contra los trabajadores.  Pero observen que con la regla de la contraloría que es del 10%, los grandes funcionarios del Estado que ganan más de 24 millones de pesos van a ver aumentado su salario en más de 2 millones quinientos mil  pesos,  miren ustedes lo que es la justicia en el ingreso, mientras un trabajador que se rompe el lomo 6 días a la semana recibe un aumento de 41.000 pesos, los “padres de la patria” que trabajan muy poco, reciben 2.500.000 más en su asignación mensual,  que diferencia tan terrible.

Otro tema que me inquieta para el 2016 y del cual voy a hablar permanentemente son los avalúos catastrales, no entiendo como no le paran bolas a este tema que empobrece a la gente.  Como es posible que con la actualización de los avalúos catastrales se hayan aumentado en 3, 4 o 5 veces el valor que tenían con relación al año 2013-2014. Es inconcebible que un predio que costaba 77 millones de pesos pase de un día para otro costar 220 millones de pesos,  o uno de 120 millones pase a costar hoy 460 millones, con estos aumentos del estado a través de la alcaldía están condenando al hambre, no solo a los propietarios de los inmuebles sino también a los arrendatarios. Esto es tan irracional que el avalúo catastral está por encima del avalúo comercial, cuando la ley dice que el avalúo catastral debe ser máximo el 63% del avalúo comercial.

La subdirección de catastro de Cali de una manera arrogante resuelve la situación de las solicitudes de revisión en un formato que le aplican a todo el mundo y regularmente niegan el derecho de petición porque “no aporta pruebas” y además piden un avalúo de un perito de la lonja, que cuesta 400 o 500 mil pesos,  ¿será que hay un negocio de por medio?  La ley no dice que se requiera un perito, puede servir simplemente una fotografía.

Voy a asignar a una persona para que gratuitamente le colabore a las personas para solicitar la revisión del avalúo catastral y como seguramente no se va poder hacer directamente en catastro, entonces vamos a solicitar conciliaciones ante la procuraduría delegada, ante los jueces administrativos para que citen al alcalde a una audiencia y se le diga ahí, en presencia del procurador, cuales son los argumentos para no revisar los avalúos catastrales y si perseveran en esa política de desconocer los derechos ciudadanos, vamos a instaurar las demandas contenciosas administrativas correspondientes.

El otro caso es que la ENRU, empresa de renovación urbana, está construyendo un proyecto urbanístico en el centro de Cali, barrio Fraydamian, El Calvario y parte de Santa Rosa llamado “El Paraíso”,  esta entidad para adquirir los predios que necesita ofrece compra por valor a 100 o 200 mil pesos el metro cuadrado, cuando esos mismos predios están avaluados por catastro en un millón de pesos, valor por el cual pagan impuestos… esto es una infamia.

Todas estas cosas afectan al mercado inmobiliario que mueve mucho la economía de la ciudad. Y súmele a esto los problemas fiscales que tiene el estado, el cual va a arreglar la situación subiendo más los impuestos como el IVA por ejemplo que piensan ponerlo en el 21% y aplicable a todos los productos, afectando a los empresarios que ya no ven al estado como un socio sino más bien como dueño de la empresa.

Porque no se le ocurre a nadie disminuir los gastos del estado, montar controles para disminuir la corrupción…

Escucha la intervención completa del Dr. Adolfo León Oliveros y déjanos tu comentario.

Comentarios

comentarios